Jimmy Bryant

Life Coaching & New Views on Business

bookmark bookmark

“Rie y el mundo reirá contigo, solloza y lo harás en solitario.» – Ella Wheeler Wilcox.

Aunque pensamos que actuamos en función de como nos sentimos, de hecho frecuentemente nos sentimos en función de como actuamos.

A cambio puedo actuar en la forma necesaria como si ya  estuviera como deseo sentirme sin esperar, a veces toda la vida,  a estar del humor suficiente para hacer las cosas con entusiasmo (del griego,  estar inspirado por el diós  «en theos»») y por fin disfrutar al máximo de la vida.

La expresiones faciales y posturas corporales no solo reflejan las emociones internas si no que afectan a estas:  si comienzas a sonreir,  aún sin muchas ganas, tu cerebro reacciona positivamente en ese sentido,  libera  endorfinas  (hormonas del bienestar),  se relaja y  te permite disfrutar,  si levantas los hombros y  la cabeza al andar  etc.

Si te diviertes de forma sana con frecuencia ( digo sana, no escapista o a bases de experiencias intensas o límite que nos agotan) y dedicas tiempo calidad  a compartirlo con amigos, a aprender algo que te interese, a hacer las cosas que disfrutas,  elevaras tus dosis de paciencia, tolerancia y atractivo para los demás.

Por el contrario, si nos dejamos arrastrar por la inercia y la rutina es fácil caer presa de los agravios y frustraciones, nada te distraerá de los sentimientos negativos, culpando a otros, quejándote u estando de mal humor.

Cuando estoy más sereno y contento y soy más feliz estoy en la mejor disposición para hacer felices a los demás., echándoles una mano y olvidando el resentimiento los juicios de valor y la inseguridad.

Los beneficios de la risa para usted :

  • Levanta el ánimo.
  • Reduce los  riesgos de enfermedades.
  • Crea un ambiente familiar mucho más feliz.
  • Mejora las relaciones laborales.
  • Es la mejor tarjeta de presentación, muestra ante los demás de equilibrio personal, bienestar y felicidad.
  • Contribuye a equilibrar el pensamiento,
  • Permite aflorar la creatividad
  • Es prueba de un cerebro inteligente «bien lubricado» emocionalmente.