Jimmy Bryant

Life Coaching & New Views on Business

bookmark bookmark

El resentimiento es como tomar veneno y esperar que sea tu enemigo el que muera.» ~Malachy McCourt

.

.

.

.

.

La ira es un grave enemigo de nuestra salud, produciendo alta tensión arterial, tensión muscular y riesgo cardi-vascular.

Algunos trucos para mantner la calma:

– Mirar las cosas con un poco de distancia centrándonos en el lado liviano de las cosas que ocurren con sentido del humor es la mejor manera de alejarnos del enfado. Desarrolla esta capacidad de ver el lado positivo de todo dentro de tí y no serás  presa facil del enfado.

– Pon tu ego a un lado y notarás un cambio notable de como percibes las situaciones, ya que suele ser este el que se ofende con relaticva facilidad.

– La ira viene del miedo, generalmente a perder el control, a no ser escuchado o respetado o querido lo suficiente y estos miedos e inseguridades los arrastramos de experiencias pasadas, generalmente en la infancia.

– También produce mucha  frustración cuando la gente tiene expectativas de otra persona pero que no comunica claramente con lo que la otra persona nunca puede satisfacerlas.

– Aceptemos que no todo puede ser como deseamos que sea y demos margen a los demás para equivocarse, todo tiene remedio menos la muerte (e incluso esta lo tiene para aquellos que  tienen fe de que hay algo después) y no merece la pena llorar sobre la leche derramada.

– No podemos controlar la primera reacción, ya que se dispara sola.  Aprende a reconocer los síntomas físicos según aparezcan y comienza a respirar lenta y profundamente pensando en otra cosa diferente a lo que está ocurriendo,  contar despacio hasta 10 y no entrar al trapo de las provocaciones nos ayudará a mantener la calma necesaria.

– Hable con tranquilidad y trate de averiguar las razones de los problemas que otras personas tengan contigo, póngase en «los zapatos» del otro  para entender la situación desde su punto de vista.

– El ejercicio regular nos ayuda a mejorar  nuestro  equilibrio psico-emocional y por tanto nuestro estado de ánimo.

– La meditación estática o en movimiento, como el yoga, tai chi o chi kung nos darán paz interna y serenidad para enfrentar situciones incómodas.