Jimmy Bryant

Life Coaching & New Views on Business

bookmark bookmark

“Ama la vida y la vida te amará, ama a las personas y éstas te amarán.” ~Arthur Rubinstein.

Las relaciones humanas sanas son divertidas y te hacen sentir bien contigo mismo.

Puedes  crear y mantener una relación sana y enriquecedora con cualquiera en tu vida, incluyendo tu familia, amigos, compañeros y relaciones sentimentales.

Las relaciones requieren dedicación de tiempo, energía y cariño para que florezcan.

Muchos tenemos la fortuna de tener amigos que son consistentes cualquiera que sean los altibajos, los momentos alegres y los tristes.

Otras personas entran en nuestras vidas y salen de ellas por razones que intentamos pero no conseguimos siempre entender.

Este cuento trata de explicar este flujo de seres que se entrecruzan.

Cuento popular:

«Las personas llegan a tu vida o bien por una razón, por una temporada o de por vida. Cuando sepas  que clase de persona es, sabrás que puedes hacer por ella.

Hay personas que llagan a tu vida por una razón, a veces para atender una necesidad que tu sientes o expresas, a facilitarte un cable, a abrirte una puerta o ayudarte de alguna manera. Están ahí por la razón por las que tu las necesitas. Entonces, sin ni siquiera saber el motivo  simplemente se interrumpe el contacto y desaparecen. Es como si una vez cumplida su misión pasan a otra cosa.

Otras  vienen por una temporada por que ha llegado el momento de compartir, crecer o aprender. Traen una experiencia de paz o te hacen sonreir. Quizás te enseñen a hacer  algo  que tu desconocías. Te aportan algo muy positivo y siguen adelante.

Las relaciones para toda la vida te enseñan las grandes lecciones: los bloques sólidos donde se cimienta una sólida salud psico-emocional, la ternura, el cuidado y el respeto que nos permite madurar y ser felices. Nuestra misión  es aprender y poner en práctica la lección en otras relaciones o áreas de nuestra vida.»